La herramienta, diseñada por científicas del INTA y del CONICET, se puede descargar gratis en un celular o tablet y apunta a detectar a tiempo alteraciones de la bebida y del mosto.

(Agencia CyTA-Fundación Leloir)-. Investigadoras de INTA-Mendoza y CONICET desarrollaron una aplicación móvil para que las bodegas puedan prevenir la aparición de defectos en sus vinos y en jugos de uva concentrados (mosto) y evitar así grandes pérdidas económicas, en un negocio que genera en Argentina cerca de 2.500 millones de dólares anuales.

La herramienta se llama “Microwine Predictor”, puede ser descargada de forma gratuita por celular o Tablet, y “permitirá detectar a tiempo el riesgo potencial de que estos productos vitivinícolas sean contaminados por dos levaduras perjudiciales”, explicó a la Agencia CyTA-Leloir la doctora Mariana Combina, responsable del Laboratorio de Microbiología Enológica de INTA-Mendoza.

Las levaduras en cuestión son Brettanomyces bruxellensis, que produce un aroma que suele ser descripto como “sudor de caballo”, “animal”, “establo” o “especiado”; y Zygosaccharomyces rouxii, principal contaminante de los jugos de uva concentrados, que puede hacer que las partidas exportadas sean inmediatamente rechazadas en el destino. La detección temprana satisface el objetivo de que “el productor no arriesgue el valor de su marca comercial en los mercados internos y externos”, explicó Combina.

A través de la app, el productor podrá introducir los valores de diferentes variables (acidez, etanol, dióxido de azufre y concentración de azúcar) de su propio producto en casillas destinadas y un software estimará el riesgo o probabilidad que en el vino o en el jugo de uva concentrado proliferen levaduras contaminantes. “Con esta información, el productor podrá tomar medidas preventivas”, destacó Combina.

Microwine Predictor ha sido validada de manera exitosa en vinos y jugos de uva concentrados y actualmente puede ser descargada desde Google Play en cualquier móvil Android, en su versión en español y en inglés.

“Nuestro trabajo tiene un enfoque preventivo, porque como es bien sabido es mejor prevenir que curar”, destacó la investigadora mendocina.

Los modelos predictivos que dieron origen a la aplicación son producto de las tesis doctorales de María Elena Sturm y Maria Cecilia Rojo, microbiólogas de INTA-Mendoza y del CONICET e integrantes del laboratorio de Combina.

 

Investigadoras que dieron origen a la aplicación para salvar la calidad del vino.

Investigadora probando la aplicación “Microwine Predictor”.

Al introducir valores  “Microwine Predictor” estima el riesgo o probabilidad de la proliferación levaduras contaminantes.